Seguinos

Elida Coringrato también se jubiló

Elida se desempeñó hasta el 31 de marzo en el área administrativa de la Sede, por esta razón pasó a ser ese alguien con quien todos teníamos algo que ver. Los alumnos por sus consultas del sistema SIU Guaraní, las becas o inscripciones; los docentes por las mesas o las famosas declaraciones juradas; en fin, todos recurríamos a su asistencia por diversas cuestiones.

Durante casi una década llevó con estilo propio las tareas administrativas, preparando los turnos de mesas con antelación o redactando notas o informes con distinguida prolijidad. En su escritorio quedaron todos los archivos de Excel (se declaraba entusiasta de las bondades de este programa), ordenados en una secuencia exhaustiva. Otro tema en el que marcó el paso a todos fueron las finanzas de la Sede, cuidó los recursos cual ministro de economía, sobre todo en las épocas de escasez.

 

También supo compartir con generosidad sus recursos propios para aggiornar la sede, como la cafetera que en los inviernos tan bien nos acompañó, las cortinas que traía porque tenía demás, algún almohadón, la silla giratoria, entre otros tantos aportes personales.

Recordaremos también la hora del “timbre” y los recreos con la infaltable merienda, un pretexto para participar de una charla al paso antes de entrar o al salir del aula, acompañados de los mates o un café preparado por Marta, detalles que tan bien hacían sentir a quien recién llegaba a la Sede.

Son estas cosas las que quedarán en la memoria, todo aquello que hace a la calidad humana de quien formó parte de la historia de una institución. Quienes te conocimos te deseamos un merecido descanso y agradecemos eternamente tu buena disposición y la cordialidad, y por sobre todo esos detalles que te hacían la secretaria ideal.

Video Institucional

Envíos de noticias

Revistas Tiempo de Gestión

Diseño: Guillermo Cuevas
Volver arriba