Seguinos

Timbó viajó al Delta entrerriano y dio una buena nota

Un destino muy particular, una buena combinación de propuestas, servicios con un sello de singularidad y alguna que otra sorpresa, permitieron a este grupo de estudiantes brindar a sus viajeros una escapada de fin de semana por demás especial.

Timbó, la organización coordinada por Tania Castro, Federico Dorsch, Pablo Llanán, Juan Vaca, Berenice Boc-ho, Camila Aveldaño, Laura Godoy y Cristian Leiva, eligió a Entre Ríos y su paisaje como destino de su proyecto de práctica III y no se equivocó, el viaje tuvo como itinerario principal el Delta entrerriano, una excursión y paseo por este Parque Nacional que embelese con sus rincones maravillosos y paisajes  serenos de islas, agua y sol.

Una vez llegados al lugar el contingente recorrió con buen ánimo los diferentes senderos y miradores, contempló la fauna y flora característica y escuchó atento las explicaciones del guía que transfirió con su relato, el entusiasmo y compromiso por preservar lugares tan ricos de nuestra naturaleza.

Llegada la tarde, luego de un reparador almuerzo, el grupo se dirigió a Victoria, para recorrer en un city tour puntos históricos, la costanera y otros sitios singulares de esta ciudad, que presenta una arquitectura muy rica en historia. Otro paseo obligado fue también la reconocida Abadía del Niño Jesús.

 

Otro punto fue el hospedaje, para descansar escogieron un reconocido hotel spa con restaurante llamado El Molino, un edificio que conservada íntegramente su fachada que data de 1873. El Molino es un lugar sorprendente para descansar y también disfrutar, puesto a nuevo por dentro cuenta con todos los servicios incluyendo una gran piscina climatizada. El edificio está alejado del centro urbano, rodeado de un atractivo bosquecito y hasta cuenta con una cascada y arroyito que atraviesa los fondos.

Para el día domingo la sorpresa no fue menor, ya que además de recorrer el museo Carlos Anadón, el cual reconstruye con sus exposiciones la historia de la ciudad, la visita que mejor impresión causó fue a la Bodega BordeRio. Este paseo no tuvo desperdicio. Enclavada en un lugar apacible, sus modernas instalaciones están a la altura de las bodegas con proyección nacional. Su vedette es el vino Injusto, nombre significativo que se alza como especie de protesta contra lo que fuera la decisión histórica del gobierno de Agustín Justo prohibiendo la vinicultura en provincia. Allí el grupo pudo degustar sus varietales, conocer la cava y probar alguna exquisitez, además del almuerzo.

Terminando el viaje, el contingente dio un paseo en catamarán, una embarcación de primera clase que los llevó a recorrer el río, permitió otras vistas de la ciudad y los deleitó con paisajes costeros propios de nuestra Entre Ríos. 

Video Institucional

Envíos de noticias

Revistas Tiempo de Gestión

Diseño: Guillermo Cuevas
Volver arriba