El pulmón verde se conformaría con plantas autóctonas de la provincia como el laurel, especie que brinda su color verde los 365 días del año; el ceibo con su Flor Nacional de un rojo intenso; el ombú, que llega a unos 15 m de altura; el sauce; la palmera pindó, muy tolerante a los inviernos y otras especies como el Lecherón o Curpí,  Sarandí blanco, Cortadera, Espinillo, Algarrobo, Vara de Oro,  Brotal, Rosa de Río, Jacaranda, Timbó, entre otros.

Este espacio ecológico contaría con senderos para recorrer el predio de manera sencilla, con pérgolas y bancos para poder tomar un descanso y la instalación de sanitarios para que puedan ser utilizados por los visitantes. En el lugar se podrían hacer recorridos con guía e interpretación, aludiendo incluso a las leyendas que rodean a las diferentes especies típicas. También se incorporarían especies vinculadas a la medicina natural como el Aloe Vera,  Cardo Mariano, Caléndula, Pasionaria, Burrito y Carqueja.
Por otra parte, este Pulmón Verde contaría con otros sectores como un laberinto, un palmar, lagos artificiales, un muelle, un anfiteatro, un sector de cítricos y un invernadero. El lugar elegido para la puesta en obra del atractivo sería la zona norte de Villaguay, esto fundamentado en encuestas realizadas por los alumnos.

La propuesta adhiere a los objetivos de desarrollo sostenido propuesto por las Naciones Unidas 2030.

Cabe mencionar que los proyectos ganadores son incluidos dentro de un ebook de la Asociación Turismólogos sin Fronteras, traducidos a diversos idiomas.

Pin It