Desde primer año, desde que supimos del viaje de Práctica III comenzamos a soñarlo, pensando en cómo lo íbamos a realizar, qué destino íbamos a elegir, proyectando ideas todavía lejanas…

A principios de este año, ya teniendo un concepto más claro del proyecto, tuvimos que definir el destino que nos parecía el indicado. A partir de eso, lo que siguió fue un proceso que no fue fácil pero que sin embargo se disfrutó mucho. Se conformó un equipo con objetivos en común y claros. Así nació “Brújula”, nuestra agencia de viajes ficticia, llamada así porque nosotros, como una brújula, guiamos a nuestros pasajeros al destino que nos parece ideal para que vivan las mejores experiencias.

Llegó el momento de realizar el relevamiento y partió parte del grupo, a nuestro destino; para poder visitar hoteles, restaurantes, atractivos, encontrarnos con el guía y demás servicios. Volvimos con la información recabada y nos pusimos a analizarla para definir los servicios que íbamos a ofrecer y las excursiones a contratar, la fecha de realización, entre otras cosas. Así fuimos armando nuestro producto turístico que decidimos llamar “Primavera Serrana”, en referencia a las fechas de programación del viaje 19, 20, 21 y 22 de septiembre; recibiríamos la primavera entre las sierras cordobesas.

Los meses que siguieron fueron a puro trabajo en equipo, durante el cual nos fuimos apoyándonos unos a otros, compartiendo mucho tiempo juntos. Los días previos fueron los más agitados, debido a los detalles que aparecían y las cosas que quedaban por hacer.

Y llegó el jueves 19 de septiembre, llegó el día. Cuando nos juntamos se respiraba una atmósfera de mucha ansiedad pero además de alegría. Nos reunimos con el equipo de Brújula a ultimar los pequeños detalles, estábamos listos para esperar a los pasajeros y partir a nuestro destino. Así fue que los pasajeros llegaron y partimos. A la mañana del día Viernes 20, llegamos a Villa Carlos Paz y luego de desayunar y hacer el check-in en el hotel, brindamos la mañana libre para que cada uno recorra la cuidad como más le guste. Fue muy elegido como paseo el centro viejo en donde se encuentra el famoso Relój Cucú. Llegado el mediodía, nos reencontramos con el grupo y fuimos a almorzar a un restaurante. Terminado el almuerzo nos encontramos con el guía y comenzamos con la primera excursión, al Perilago que comprendió el descenso y vista del puente J.M de la Sota, vistas panorámicas del Lago San Roque, descenso en Plaza Federal, vista panorámica del horno de cal declarado Monumento Histórico Nacional y la fábrica de cal “La Primera Argentina” en Bialet Massé. Además de realizar descenso en la plaza Próspero Molina en Cosquin y visitar la fábrica de alfajores “La Quinta” en donde muchos realizaron compras. Regresamos al hotel, cenamos y el resto de la noche fue a libre elección de cada pasajero.

El sábado 21 dimos la bienvenida a la primavera levantándonos temprano, desayunando y partiendo a una excursión que nos tenía a todos con mucha expectativa, el paseo de los túneles. Nos encontramos con el guía y partimos. Nuestro primer alto fue en el parador y mirador “El Cóndor”, luego seguimos y descendimos en el nacimiento del río Mina Clavero, declarado una de las siete maravillas naturales de la Argentina. Continuamos viaje hasta la Capilla ubicada en Las Palmas, a la cual visitamos y seguimos hasta llegar a los esperados Túneles en Taninga. Nos veníamos preparando para vivenciar algo especial, en el ascenso mismo comenzaban a aparecer las primeras vistas increíbles. Al llegar al punto más alto, a 2400 msnm, sentimos una sensación indescriptible, estar frente a tremenda majestuosidad de paisajes de sierras. Más de uno se emocionó con la vivencia, la que en un momento disfrutamos recorriendo un trecho a pie.

De regreso, almorzamos en Taninga, en un tenedor libre de chivito, especialidad de la gastronomía cordobesa. Por la tarde, hicimos un recorrido por los puntos más interesantes de Villa Cura Brochero, que incluyó: vista sin ingreso a Escuela de Niñas, traslado peatonal a la plaza, ingreso a iglesia y visita e ingreso a casa-museo del Cura Brochero, en donde pasó sus últimos días. Terminado el paseo regresamos al hotel, cenamos y como la noche anterior, la noche quedó libre para que los pasajeros decidan qué hacer.

El domingo 22, nuestro último día, nos levantamos temprano también, desayunamos pero ya con las valijas listas, hicimos el check-out en el hotel. Nos encontramos con el mismo guía que nos acompañó en los días previos, y comenzamos con nuestra última excursión, Alta Gracia. Una vez en destino descendimos e hicimos un traslado peatonal a la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, declarada junto al Museo Estancia Jesuítica que se encuentra al lado, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Nos trasladamos hacia la Plaza Manuel Solares, tuvimos una vista panorámica del Relój Público y del Tajamar, el dique artificial más antiguo de la provincia. Finalizado esto y despidiendo al guía, nos dispusimos a tomar ruta nuevamente para ir a el Parque Aventura “Las Quaras”, donde tuvimos un tiempo libre de recreación para poder realizar los distintos juegos que disponía el parque como por ejemplo la tirolesa, arbolismo, mini golf, arquería, entre otros. En el mismo, almorzamos y después si, ya comenzamos el último tramo de regreso. Para amenizar el viaje compartimos juegos a bordo, con premios y también sorteos, además de cantar y bailar. Se formó un grupo muy dinámico y divertido, que pudo disfrutar de cada propuesta con entusiasmo, pero ya era tiempo de volver a casa. A últimas horas del día, llegamos a la sede.

Todo el equipo de Brújula quedó satisfecho y contento porque se disfrutó y porque recibimos comentarios de los pasajeros que fueron alentadores, de agradecimiento y de estímulo. Pasó muy rápido sí, pero estamos felices porque logramos la satisfacción de quienes viajaron, porque el clima nos acompañó con unos días hermosos a puro sol y porque el equipo salió fortalecido por cumplir con todo lo que se tenía planeado. Solo quedan agradecimientos, hacia mis compañeros (Micaela, Emilce, Vanesa, Luciana, Daniel y Mauricio), por trabajar codo a codo, siempre para adelante; a la profesora a cargo Panela Honeker por acompañarnos en todo el proceso y a todos los pasajeros que confiaron en nosotros y nos acompañaron en tan soñado viaje.

Sabrina Perezlindo

Pin It